Medio filtrante

TURBIDEX / FILTER-AG

Un nuevo sistema de filtración, mucho mas efectivo que los anteriores, es el filtro Turbidex, esta compuesto por un relleno mineral de aluminosilicatos de superficie irregular y gran porosidad que provee un excelente rendimiento en la filtración de sólidos suspendidos.

Turbidex permite un filtrado mas profundo que los métodos de filtración convencionales, reteniendo partículas en un rango de 3 a 5 micrones. Estos resultados se obtienen, no solo por separación física sino también por absorción electrostática, floculación e intercambio iónico. Como resultado del paso por el filtro Turbidex, el agua producto alcanza un valor de turbidez de menos de 0,1 NTU.

Una de las principales ventajas del filtro Turbidex es que el agua no requiere métodos adicionales de filtración para ser apta para el uso, como suele ocurrir con los filtros multimedia o de arena, luego de los cuales es necesario la incorporación de otros filtros.

Por otra parte, esta tecnología permite disminuir los costos de químicos y cartuchos para filtros, además de la limpieza y vida útil de membranas de equipos aguas abajo del filtro Turbidex. Otra ventaja es la simplicidad de trabajar con un solo medio filtrante y no capas de diferentes medios, con diferentes densidades, pesos, embalajes.

En el diseño de un filtro es importante tener en cuenta la autonomía, la velocidad lineal de circulación del fluido (entre 12 y 30 m/h), la altura del lecho (alrededor de 1 m ), la altura disponible para la expansión del lecho (0,3 - 0,5 m), la proporción de cada medio filtrante y la capacidad de la bomba para generar la presión suficiente, trabajando tanto al caudal de servicio como al de retro-lavado. Para mayor información ingrese a www.turbidex.com

VSN-33

Una alternativa conveniente y económica para la remoción de arsénico en la producción de agua potable.

El medio VSN-33 desarrollado por Unitek, es un producto a base de hidróxido de hierro diseñado especialmente para asistir en el cumplimiento del nuevo requerimiento en el límite de arsénico: 10 ppb según OMS. El medio filtrante supera al resto de los medios disponibles en el mercado, siendo algunas de sus ventajas:

  • Mayor capacidad de remoción en un amplio rango de condiciones del agua.
  • Su elevada capacidad se traduce en filtros de menores dimensiones, reduciendo la inversión inicial y el espacio ocupado.
  • Remueve tanto As (III) como As (V) a lo largo de un amplio rango de pH, con o sin pretratamiento.
  • Resultados estables aún con fluctuaciones de pH en el agua de alimentación.
  • Es un producto granulado que se instala muy fácilmente y requiere mantenimiento mínimo.
  • El medio agotado puede disponerse como residuo no peligroso.
  • Cuenta con certificado NSF/ANSI Standard 61 (Estados Unidos) para su uso en la producción de agua potable.
  • Cuenta con certificado DIN/EN 1509 (Unión Europea) para su uso en la producción de agua potable. 

La elevada capacidad de retención de arsénico, hace de VSN-33 un producto ideal de único uso (no requiere regeneraciones). Ofrece una alternativa de simple operación y bajo costo operativo, especialmente para pequeños y medianos sistemas. La ausencia de regeneraciones elimina el consumo, manejo y almacenamiento de químicos, a la vez que elimina la necesidad de disposición de corrientes de descarte. La alta afinidad del arsénico con VSN-33 permite retener el arsénico con mayor intensidad, por lo cual la disposición del medio es más simple y segura, ya que no hay riesgo de fuga de arsénico una vez agotado el medio. VSN-33 presenta una vida útil mayor que los medios adsorbentes tradicionales, para una operación más productiva y ventajosa desde el punto de vista de costos.

El costo operativo es de 0,06 – 0,12 U$S/m3 de agua tratada para aguas de pozo estándar, y puede variar dependiendo de la calidad del agua cruda (pH, contenido de sílice, potencial redox).

La variación en el pH de alimentación, que ocurre frecuentemente en todo tipo de aguas, afecta la capacidad de retención de los medios filtrantes, siendo VSN-33 el medio que menor variación presenta. Ante variaciones en el pH, se ve parcialmente reducida la capacidad total del medio pero el efluente se mantiene por debajo del límite de 10 ppb.

En aguas con altos contenidos de sílice (por encima de las 40 ppm) se reduce la capacidad de los medios filtrantes para remoción de arsénico. Esta disminución es menos notoria para la remoción mediante VSN-33, lo que se traduce en mayor vida útil del medio.

Las diferentes configuraciones, en serie o en paralelo, permiten operar eficientemente con aguas con mayor contenido de arsénico, y alcanzar el límite requerido. En los sistemas formados por dos filtros alternantes, el tiempo de stand-by de cada filtro permite una migración del arsénico adsorbido hacia sitios más profundos de los gránulos, liberando los sitios de adsorción más superficiales y maximizando así la capacidad de remoción.

LAS APLICACIONES EN LAS QUE MÁS SE REFLEJA SU VENTAJA FRENTE A OTROS MEDIOS SON:

  • La producción de agua mineral, ya que en esta aplicación no es posible la dosificación de químicos, tanto para regular pH de forma de obtener una remoción consistente de arsénico, como para oxidar arsénico a su estado más soluble, As (V), y mejorar la retención.
  • Sistemas de tratamiento por ósmosis inversa ya instalados que cumplían con el requerimiento previo de 50 ppb de arsénico y deben ser modificados para cumplir con el nuevo límite. En estos casos, el bajo pH del agua permeada y la baja concentración de compuestos que compiten en la reacción, aumentan la capacidad del medio filtrante de forma que los costos operativos y de instalación se reducen hasta 20 veces.

Además de arsénico, retiene los siguientes metales:

  • Antimonio
  • Molibdeno
  • Cobre
  • Fosfatos
  • Plomo
  • Uranio
  • Selenio
  • Vanadio

La caída de presión a través del lecho determina la frecuencia de retrolavados que suele realizarse con una frecuencia mensual, pero puede ser mayor dependiendo de la turbidez y cantidad de sólidos en suspensión en el agua cruda. Es por ello que se recomienda una filtración previa a través de un filtro multimedia. Como pulido final, el agua sólo debe ser filtrada a través de cartuchos de 5 micrones. A continuación la curva de caída de presión en función de la velocidad de filtración:

Se recomienda una tasa de filtración de 10 m/hr promedio sin exceder los 20 m/hr.
En la figura siguiente se observa el porcentaje de expansión del lecho durante el retrolavado, debiendo garantizarse una tasa de 26 – 28 m/hr.